> MENU DE NAVEGACIÓN
< CERRAR

Adaptación y diversidad: claves para mejorar la #vidadigital de cada persona según sus necesidades

7/04/2022 | Por: Cristina Villena, Punto Vuela Guadalinfo de Torrox (Málaga)
  • Cristina Villena es responsable del piloto Punto Vuela Guadalinfo de Torrox (Málaga) y cuenta con una amplía experiencia en proyectos de accesibilidad e inclusión social y digital. A modo de ejemplo, Cristina destaca, el trabajo realizado con Juana: una mujer de 79 años que ha perdido la audición totalmente y se está formando en el uso de competencias digitales en el centro a través de videollamada con subtítulos en español; es un ejemplo claro de superación y de mejora de la calidad de vida con el uso de herramientas digitales.

Todos tenemos diferentes capacidades, formas y ritmo de aprendizaje y de comunicación

<<Partimos de la idea de que hablar diversidad funcional no equivale a hablar de discapacidad, en un ámbito mucho más abierto y realista, todos tenemos diferentes capacidades, formas y ritmos de aprender y de comunicarnos. Incluso, a lo largo de la vida, las capacidades de una misma persona varían.

Las herramientas y competencias digitales juegan un papel clave en el desarrollo personal, la calidad de vida, comunicación, autonomía y autoconsideración o autoestima de las personas con diversidad funcional, especialmente para superar las barreras que encuentran en su día a día>>.

Hay que adaptar los programas, los contenidos, las clases y las herramientas: tenemos los medios para hacerlo

<<Queremos que las personas usuarias mejoren su vida digital (y con ello su calidad de vida) y para eso tenemos que adaptar nuestras formaciones, la forma de impartirlas y los contenidos, a la diversidad específica.

Tenemos a nuestro alcance los medios y las herramientas necesarias. Sin embargo estas herramientas son universales y genéricas, es decir están diseñadas para las características de la mayoría. Por eso hay que adaptarlas o buscarles un uso diferente a aquel para el que están diseñadas pero que pueden darnos nuevas opciones y oportunidades.

Si todos funcionamos de diferente manera, ¿por qué no podemos hacer usos diferentes de una misma tecnología?>>.

Las claves para realizar estas adaptaciones son empatía, comunicación, implicación, motivación y normalización

<<La clave principal es la empatía, pero también podemos destacar:

  • Comunicación: Conocer los perfiles de las personas que demandan formación pero que tiene dificultades para adquirirla manteniendo una comunicación activa antes de iniciar su proceso de aprendizaje.
  • Implicación: Crear grupos homogéneos o atenciones individualizadas, con una propuesta adaptada a la diversidad funcional de los usuarios y consensuada con los mismos.
  • Motivación: Centrarnos en dar respuesta a sus necesidades e inquietudes de forma específica rompiendo la barrera o miedo al uso de las herramientas y competencias digitales. Hay que motivar a las personas hacía su empoderamiento digital.
  • Normalización: Una vez rota la idea preconcebida de “las herramientas digitales no son para mí porque yo no puedo usarlas o no sé qué me pueden aportar”, hay que normalizar la situación e integrar a estas personas en grupos más diversos, con o sin necesidades específicas, y con una formación más regulada en cuanto a contenidos y tiempos.

Todo ello supone un beneficio no solo para la persona con diversidad funcional si para cualquier persona porque es una oportunidad de aprendizaje para las personas de su entorno>>.

Con herramientas digitales podemos comunicar de maneras diferentes

<<Cada vez contamos con más herramientas que nos permiten una “comunicación universal” tanto de forma presencial como telemática con las que podemos comunicar de muchas maneras diferentes.

Es necesario disponer de cualquier dispositivo con conexión a Internet como son ordenadores, tablet, teléfonos móviles… Aunque daremos preferencia al dispositivo que más confianza genera o que ya conocen estas personas, aunque con el transcurso de la formación siempre se pueden ir abriendo el abanico de dispositivos usados>>.

Avanzar sin dejar a nadie atrás es posible con el uso diverso de la tecnología

<<Hay que empatizar con la diversidad funcional y entenderla como una oportunidad, no como una barrera. También entender que las herramientas digitales pueden tener diversos usos y en esa diversidad encontraremos las oportunidades para la inclusión en la vida digital y la mejora en la calidad de vida de nuestros usuarios: Avanzar sin que nadie se quede atrás, con el uso diverso herramientas digitales, es posible>>.

Los comentarios están cerrados.