20 de Octubre de 2021

Guadalinfo está participado por las siguientes entidades:

  • Logotipo del Fondo Social Europeo
  • Logotipo de la Junta de Andalucía
  • Logotipo de la Diputación de Almería
  • Logotipo de la Diputación de Cádiz
  • Logotipo de la Diputación de Córdoba
  • Logotipo de la Diputación de Huelva
  • Logotipo de la Diputación de Granada
  • Logotipo de la Diputación de Jaén
  • Logotipo de la Diputación de Málaga
  • Logotipo de la Diputación de Sevilla
> MENU DE NAVEGACIÓN
< CERRAR

Tablero de inspiración o moodboard: ¿Qué es y cómo puedo utilizarlo?

8/10/2021


Las marcas (ya sea la tuya personal o la de tu negocio) necesitan un lenguaje y un estilo visual que las caracterice y represente. Pero, ¿cómo definir esas características? Podemos empezar por hacer un tablero de inspiración que recoja todas las ideas que tengas sobre cómo debe de ser tu marca.


Un tablero de inspiración o moodboard es un espacio (físico o digital) tipo collage que sirve como guía para crear la base del estilo visual de un proyecto utilizando diferentes elementos: paletas de colores, imágenes objetos, formas, telas o texturas, recortes de revistas, acuarelas… en este momento del proceso todo lo que nos inspire vale.

De esta manera podremos traducir cuestiones abstractas y materializar visualmente el concepto de la marca para encontrar elementos gráficos que representen ese concepto.


Así, una vez que el trabajo del moodboard ya está hecho, se va a convertir en una especie de guía o brújula para crear todos los demás elementos visuales de la marca, desde el logo hasta el diseño web o de papelería.


Ahora que ya sabes cómo funciona un tablero de inspiración y para qué se utiliza, pasamos a contarte cómo hacer uno.


Empieza con un concepto
A la hora de crear un moodboard necesitas pensar sobre tu marca y tu público: quién es tu clientela ideal, cuáles son los valores de tu marca, qué mensaje general quieres comunicar con tu imagen. La respuesta a estas preguntas deben ser las palabras clave de tu marca. Una vez definidas, encontrar las imágenes que conectes con tu marca será mucho más sencillo.

Buscar inspiración
Cuando ya tengas los conceptos y la estrategia de tu marca clara es el momento de empezar a buscar inspiración visual. Además de todas las fuentes que hemos mencionado antes (revistas, catálogos, referentes artísticos, fotografías, etc.) una buena fuente para buscar inspiración será Pinterest.

Ten en cuenta que todos los recursos que guardes deben representar o corresponderse con las palabras claves pensadas anteriormente.


No olvides que en esta búsqueda de inspiración visual también puedes buscar inspiración para tipografías, trazos, formas geométricas, motivos, etc.

Tablero final
Cuando hayas reunido una cantidad suficiente de imágenes en tu espacio de trabajo revisa todo lo que has guardado y descarta aquellas imágenes que, al final, no representan la marca tanto como creías al principio.

En este momento de revisión vas a empezar a notar patrones, ciertos tipos de imágenes que no te diste cuenta en su momento pero que contienen elementos o cosas en común se repiten, ciertas figuras geométricas, estilos, tipografías etcétera. En este punto debes eliminar todo lo que no encaja con el patrón.


Los elementos e ideas que queden tras las dos revisiones será tu moodboard.

Hacer tangible un concepto nunca es fácil, por eso este proceso ayuda a aclarar y organizar las ideas de cómo quieres que sea tu marca, tanto si vas a hacerlo tu mismo como si lo va a hacer un tercero. Es más, si vas a trabajar con otras personas, hacer este esfuerzo previo ayudará a que sus propuestas se acerquen más a lo que realmente quieres y te sientas representado con el resultado final..

Los comentarios están cerrados.