> MENU DE NAVEGACIÓN
< CERRAR

Cómo definir la personalidad de tu marca con los personajes de tu  storytelling (I)

13 de enero, 2023

Como ya hemos visto en otras entradas el storytelling es una técnica de redacción comercial que consiste en comunicar tu marca contando historias, y… ¿qué necesitamos para construir esas historias? Personajes.

La herramienta más aceptada para definir los personajes de los relatos publicitarios se basa en la teoría de Carl Jung, que se conoce como los 12 arquetipos de Jung.

Un personaje arquetípico es un modelo fácilmente identificable que juega una función básica en una historia, que representan personalidades y comportamientos más o menos comunes y universales – lo que no significa que no puedan evolucionar o variar en función de la cultura y el momento histórico- en el imaginario de la sociedad.

Lo más interesante de esta teoría es que con estos modelos es posible establecer la personalidad y motivación de los personajes de una historia y que el público se identifique con ellos.

Los 12 personajes tipo o arquetipo para crear historias

Recuerda que en este caso no estamos hablando de definir edad o género sino formas de ser, no debemos confundir el concepto de personajes arquetípicos con estereotipos – prejuicio o creencia ampliamente aceptado sobre una persona o sobre un grupo-.

A continuación veremos la clasificación de estos personas, sus puntos fuertes y débiles, sus objetivos o comportamiento y su función en la historia.

  • Inocente: Se caracteriza por ser confiado, despreocupado, optimista o positivo aunque también se puede considerar soñador, ingenuo o crédulo – que se se deja engañar fácilmente. Su principal objetivo es ser feliz, generalmente este personaje aporta ligereza y frescor a la historia.
  • Amigo: Sus principales rasgos son la honestidad y confiabilidad, son realistas y pragmáticos, en muchos casos se les suele considerar cínicos, falsos o entrometido. Su mayor meta es ser parte de una comunidad, generalmente aportan apoyo y suele ser el «pegamento» del grupo.
  • Explorador o aventurero: Las cualidades de este personaje son la curiosidad, la búsqueda de retos, la necesidades de aprender, descubrir y que existen novedades de forma continua, en contraposición se aburre con facilidad, no le gustan la rutina ni el conformismo, tampoco ser encasillado. Su mayor ambición es vivir al máximo y acumular experiencias. Este personaje aporta iniciativa, sorpresa, establece objetivos, dinamismo, a menudo es el que hace avanzar la historia.
  • Sabio: Para este personaje lo más importante son los conocimientos e ideas por tanto su mayor debilidad es el miedo a la ignorancia así como no ser capaz de tomar decisiones por considerar que nunca tiene suficiente información. Su objetivo es saberlo todo del mundo, acumular y transmitir sus conocimientos. Este personaje aporta sabiduría, experiencia, seguridad, especialización, aplomo, suele adoptar figuras de docente.
  • Héroe: En su sentido más clásico, con el que se suele identificar, se presenta como fuerte, valiente, honorable, comprometido y victorioso, buscan la justicia y la igualdad; aunque puede llegar a resultar arrogante o conflictivo ya que siempre necesita una nueva batalla o reto. Su principal objetivo es ayudar o salvar a los demás en la medida de lo posible. Suele ocupar un lugar protagonista en la historia, especialmente en las que se conoce como ‘viaje del héroe’.
  • Forajido o rebelde: Junto al héroe es uno de los más fácil de identificar, ven el mundo de una forma diferente a la de la mayoría, se caracteriza por ir contra las reglas, de los protocolos, de los convencionalismos, etc., son carismáticos y atractivos, inspiradores, disruptivos, innovadores, salvajes, divertidos, estimulantes, etc. En en oposición suelen sentirse frustrados si no consiguen resultados . Su principal objetivo es cambiar el mundo que les rodea. A menudo es el motor de cambio de la historia.
  • Mago: Se caracteriza por ver el potencial de las cosas y las personas, son imaginativos, transformadores, reflexivos, intuitivos, se consideran visionarios y están dispuestos a hacer cualquier cosa por conseguir sus objetivos por lo que también se pueden considerar manipuladores y egoísta ya que no miden las consecuencias de sus actos. Trata de transformar su mundo en función de sus propia visión. Es uno de los personajes más ambiguos, puede ser bueno o malo según use ese poder transformador, a menudo se usa para transmitir la idea de conseguir cambios sin esfuerzo.
  • Amante: Los principales rasgos de este personaje son la empatía y la búsqueda del equilibrio y la armonía, así como de la belleza y la perfección, se les considera mediadores y diplomáticos pero también apasionados, en contraposición puede resultar vanidosos o con poca personalidad. Su objetivo principal es satisfacer a los demás. Este personaje puede representar el amor, el deseo, la tentación, la devoción, etc.
  • Bufón o payaso: Lo más característico de este personaje es el humor, es divertido, despreocupado, creativo, ingenioso, tiene buenos deseos y sus motivaciones son profundas, sin embargo puede resultar irresponsable, falso o superficial. Sus metas son aportar luz y color, hacer reír, alegrar la vida de los demás. Generalmente aporta ligereza a la historia y se usa en oposición al drama para descargar el peso de la narrativa.
  • Cuidador o protector: Los rasgos distintivos de este personaje es la empatía, la compasión y el altruismo, es responsable, se preocupa, ve los inconvenientes, etc., aunque por esto mismo pueden ser explotados con facilidad por otras personas o se les considera pesimistas o aburridos. Su objetivo es el bienestar de los demás. A menudo es el que presenta el problema o conflicto,
  • Creador o constructor: Destaca por su capacidad creadora e imaginativa, tiene cualidades artísticas, así mismo son analíticos y tienen una tendencia innata a crear cosas nuevas, ya sea desde cero o renovando algo ya existente. Su objetivo es aportar soluciones. Este personaje contribuye a canalizar la historia y mostrar resultados.
  • Gobernante: Le encanta tener el control, a menudo tienen una visión clara de lo que funcionará en una situación determinada y creen que saben lo que es mejor para un grupo o comunidad, en oposición puede ser autoritario o cerrado. Su principal meta es liderar, la prosperidad, mejora, avance y desarrollo. A menudo se presenta como el personaje que mantiene el orden.

Además, a estos arquetipos se suelen añadir el de:

  • Persona corriente: Este personaje escenifica lo cotidiano, las costumbres, el día a día, la simplicidad, la igualdad, la amabilidad, son realistas y pragmáticos y sus decisiones se basan en el sentido común; por contra no destacan ni se diferencian. Aportan sencillez, a veces se usan como forma de simplificar aspectos complejos, traduciéndolos a situaciones o ejemplos cercanos.
  • Villano: Todo protagonista necesita un antagonista, generalmente el villano se presenta como el opuesto del héroe pero también presenta valores y atributos interesantes como inteligencia, elegancia, poder, seducción, intriga, misterio, etc.

Ahora bien, si tu marca fuese el personaje de una historia, ¿qué papel desempeñaría en la obra?

Los comentarios están cerrados.