> MENU DE NAVEGACIÓN
< CERRAR

Una Escape Room medioambiental convierte Albuñuelas (Granada) en un tablero de juego con la misión de salvar el planeta

27/08/2019

Más de 80 usuarios/as de entre 10 y 65 años participaron en la organización y realización del primer «Escape Room Medioambiental» de Albuñuelas (Granada) enmarcado dentro del proyecto Escape Room Turístico del Centro Guadalinfo de la localidad. Asociaciones, administraciones y voluntarios se volcaron durante 2 meses en esta actividad lúdica y formativa dirigida a fomentar el turismo en el municipio con apoyo de las TIC y de cara a la celebración de las fiestas locales.

«Cogiendo como referencia el éxito que han tenido otras Escape Room organizadas en otros municipios, Albuñuelas preparó con mucho esfuerzo la suya propia, fomentando su cultura, sus rincones, tradiciones, gastronomía y sobre todo intentando crear una conciencia medioambiental para preservar nuestros recursos naturales», explica la Agente de Innovación Local Mayka Montes Solís sobre esta iniciativa en favor  de la sostenibilidad y la valorización creativa de los recursos del territorio.

La gymkhana se enmarcó dentro de un supuesto cuadro apocalíptico en el que el planeta al completo había iniciado su cuenta atrás para la autodestrucción de todos los seres vivos debido al cambio climático y la contaminación. Tras la visualización de un vídeo introductorio elaborado en el centro, los participantes se enfrentaron a 10 pruebas en las debieron demostrar su ingenio y habilidades, para ir descifrando las claves secretas y los elementos necesarios para descubrir la fórmula con la que descontaminar el planeta y restablecer el equilibrio ecológico y climático.

Las pruebas se desarrollaron en las inmediaciones de 10 de las fuentes del municipio con la ayuda de 15 colaboradores voluntarios que hicieron de guardianes y dinamizadores de cada una de las pruebas.  El tiempo de duración del juego lo estableció  la velocidad en la que 6 cubitos de hielo colocados en un cuenco por cada equipo se derritiesen, evocando con ello el tiempo que queda antes de que los casquetes polares se derritan en el planeta por acción del calentamiento global obligando a los participantes a ser muy rápidos en la realización de todas las pruebas.

«Se hicieron 6 equipos de 6 personas con edades entre los 10 y los 35 años. Todos ellos trabajaron en equipo para encontrar la semilla del árbol de la vida, la fórmula secreta que la hace germinar, en las condiciones de temperatura y calidad del agua idóneas y salvar a los seres vivos mediante la recuperación de ADN primigenio», comenta la AIL responsable del proyecto, que mantuvo a los participantes en tensión aproximadamente durante 2 horas y media que duró el juego.

 

Deja tu comentario