> MENU DE NAVEGACIÓN
< CERRAR

Consigue que tus imágenes pixeladas tengan calidad sin necesidad de instalar ningún programa

25/10/2019

Hacer una foto y que tenga calidad suficiente es un objetivo que perseguimos cada vez más los usuarios a la hora de hacer una instantánea. En muchas ocasiones vemos que la imagen presenta una especie de granulado, lo que se conoce como ruido en la imagen. Y cuando decimos ruido nos estamos refiriendo a los pixeles que la imagen tiene, de ahí la mayor o menor calidad de nuestras fotografías.

Normalmente el ruido que queda reflejado en las instantáneas es consecuencia de que la imagen ha sido tomada a una larga exposición o la hemos realizado con un nivel alto de ISO. Pero esto no quiere decir que no se hagan fotos con estas características, hay ocasiones que se realizan y luego a posteriori se tratan para eliminar esos ruidos que se han generado. Se suele hacer uso de herramientas de edición para reducir el ruido de estas imágenes. El mercado ofrece diversas herramientas para realizar estas mejoras, pero cierto es que la mayoría requieren un conocimiento avanzado de la misma. Actualmente los usuarios suelen acudir a Photoshop, dado que su uso básico es menos complejo e intuitivo. Pero existen también otras herramientas que nos permiten hacer esta gestión, sin necesidad de instalar nada en nuestro ordenador o móvil.

Podemos recurrir a algunas páginas web que ofrecen este servicio, como es el caso de IMGonline. Una web que nos dejará tratar nuestra imagen desde el pc o desde el móvil siempre y cuando el tamaño de la instantánea no supere los megapíxeles establecido (máximo 2,2 megapíxeles).

A través de un proceso sencillo conseguiremos que nuestra imagen alcance la calidad deseada, haciendo desaparecer ese granulado que provoca la entrada de ruido en la imagen:

  1. Elegimos imagen que queremos tratar
  2. Una vez elegida dicha imagen pasaremos a eliminar el ruido, por lo que se recomienda que mantengamos activa la opción normal que se nos presenta, dado que así no haremos un tratamiento muy agresivo sobre nuestra foto.
  3. Una vez tengamos la imagen a nuestro gusto, guardaremos en formato PNG o JPG.
  4. Por último, el proceso finalizará una vez pulsemos el botón ok que encontremos en la parte inferior y se descargará la imagen que hemos generado.

Como veréis hemos conseguido nuestro objetivo, una imagen sin ruido a través de un simple proceso, en el que la imagen original no ha sido modificad. Ahora tendremos por tanto la imagen con y sin ruido. Esperamos os haya servido este consejo práctico.

 

Deja tu comentario