20 de Octubre de 2021

Guadalinfo está participado por las siguientes entidades:

  • Logotipo del Fondo Social Europeo
  • Logotipo de la Junta de Andalucía
  • Logotipo de la Diputación de Almería
  • Logotipo de la Diputación de Cádiz
  • Logotipo de la Diputación de Córdoba
  • Logotipo de la Diputación de Huelva
  • Logotipo de la Diputación de Granada
  • Logotipo de la Diputación de Jaén
  • Logotipo de la Diputación de Málaga
  • Logotipo de la Diputación de Sevilla
> MENU DE NAVEGACIÓN
< CERRAR

Cómo vectorizar e imprimir en 3D un logotipo

13/10/2021

Empecemos por el principio: ¿qué es vectorizar? La vectorización es una técnica de diseño en la que la información de una imagen digital se traduce de puntos (píxeles) a líneas (vectores). 

Muy bien, ¿y para qué sirven los archivos vectoriales? ¡Son tremendamente útiles para todo lo que tiene que ver con el diseño gráfico! Con estos archivos puedes hacer el diseño más grande o más pequeño sin que pierda calidad. Si un diseño no está vectorizado al cambiar la escala se pixela o se ve borroso.

Cómo vectorizar una imagen

Cuando se trata del logotipo de tu marca u otro elemento corporativo  lo ideal es que, cuando encarguemos el trabajo, nos aseguremos de que la persona profesional que nos presta el servicio incluye el archivo con la imagen vectorizada. Este suele ser un PDF compatible con Adobe Illustrator o directamente un archivo editable AI, que es cómo se denomina el formato de los proyectos en este mismo programa de edición.

Si no disponemos de este tipo de archivo o lo que vamos a imprimir no es un trabajo propio, debemos empezar por vectorizar la imagen. Te contamos cómo.

Para nuestro ejemplo hemos decidido imprimir una ‘@’ . Cuando escojas tu imagen, asegúrate de respetar los derechos de propiedad intelectual.

Paso a paso para hacer el diseño y la impresión 3D

Ahora que ya disponemos del archivo en formato vectorial, recuerda que el tipo de archivo ahora será SVG, vamos a pasar al diseño 3D. 

Lo que tenemos es una imagen plana, en dos dimensiones: alto y ancho; y lo que vamos a hacer es convertirlo en una imagen en tres dimensiones: alto, ancho y profundidad, para conseguir un objeto con volumen. Mola, ¿verdad? 

¡Genial!, ya tenemos el diseño en 3D. Ya solo nos queda imprimir. Piensa que el diseño 3D podríamos usarlo para otro tipo de proyectos, no solo para impresión. Vamos a ello.

Os dejamos los enlaces a las tres herramientas que hemos usado en nuestro proyecto:

Este artículo ha sido coordinado por Antonio Jesús Fernández, técnico del Consorcio Fernando de los Ríos especializado en robótica e impresión 3D. Si quieres saber más sobre diseño e impresión 3D pregunta por las actividades programadas en tu centro Guadalinfo.

Los comentarios están cerrados.