> MENU DE NAVEGACIÓN
< CERRAR

Cómo saber si mi página web funciona (I): principales datos

10/06/2022

Sin duda, la creación y mantenimiento de una página web supone una inversión importante, por eso es clave saber si nuestra web está generando resultados. Debemos tener en cuenta que hay diferentes tipos de web y que los resultados dependerán de los objetivos que hayamos establecidos para la misma. Lo que está claro es que no podemos medir los resultados de nuestra web solo en resultados de ventas.

Antes de empezar: cómo obtener las estadísticas de una página web

Las plataformas de creación y alojamiento de páginas web no ofrecen estadísticas por sí mismas debemos contar con un sistema de recopilación y clasificación de datos, herramientas big data que, generalmente, muestran las estadísticas de la web en forma de cuadro de mandos – indicadores numéricos y gráficos que ofrecen una visión general, objetiva y en tiempo real que ayuda a la toma de decisiones-. 

Existen numerosas herramientas de análisis web, pero probablemente la más conocida sea Google Analytics ya que para usarla solo necesitas tener un correo de Gmail que te permita usar las herramientas gratuitas de Google. A partir de ahí solo es necesario generar un código de seguimiento e implantarlo en el código HTML de tu web.

Este proceso de configuración puede ser más o menos complejo según la herramienta escogida, el nivel de profundidad del análisis que queramos realizar y la estructura de la propia página web.

Principales datos de una página web

En general todos estos datos nos proporcionan información sobre cómo los visitantes utilizan el sitio, cómo han llegado a él y qué podemos hacer para que sigan visitándolo.

  • Visitas: las visitas contabilizan el número de veces que una persona -o un robot- aterriza en una determinada web. Cada vez que el usuario visita nuestra web se contabilizará como una visita., la visita en un sitio web se contabiliza cuando pasan 30 minutos. El volumen de visitas nos permite conocer el impacto global de nuestra página.
  • Visitantes o usuarios únicos: también se le llama vista únicas, son las veces que una dirección IP  visita una web. La diferencia respecto a las visitas es que en este caso no se contabilizan las veces que un mismo usuario entra en la misma web. Nos permite conocer el crecimiento de la web, saber si conseguimos llegar a personas que no nos conocía y aumentar nuestra visibilidad.
  • Visitantes nuevos y recurrentes: en este sentido la mayoría de las herramientas diferencia entre un usuario nuevo, o nuevo visitante, los que nunca ha entrado anteriormente y está haciendo su primera visita; y usuarios recurrentes, aquellos que visitan nuestro sitio web en más de una ocasión durante un periodo de tiempo concreto. Nos permite conocer la fidelización y el alcance de la web.
  • Tasa de rebote: es el porcentaje de visitantes que acceden a un sitio y salen sin acceder a nuevas páginas -sin navegar dentro de la misma- o interactuar con tu contenido, haciendo apenas una visualización de página. Es una forma de saber si nuestra página está bien identificada e indexada, si el SEO es el adecuado, en otras palabras, de saber si las personas que llegan a nuestra web encuentran respuesta a lo que estaban buscando.
  • Páginas más vistas: indica los contenidos más visitados de la web y el número de veces que se han visto esos contenidos. Muy importante analizarlo para mejorar nuestro marketing de contenidos.
  • Interacción: nos indica cómo usan las personas la web, dónde han hecho clic, dejado un comentario, rellenado un formulario, saltado de un contenido a otro etc. Conocer el camino de atribución – el recorrido de la persona desde que entra a la web hasta que la abandona, nos permite conocer las experiencia de usuario.
  • Fuentes de tráfico: indica desde dónde han llegado las visitas a nuestra web: redes sociales, buscadores, desde webs de terceros (tráfico de referencia), tráfico directo (enlaces de la propia web), e-mail, etc. Esto será importante para saber qué canales de comunicación traen a más personas hacia nuestro espacio principal, para redistribuir nuestros esfuerzos de comunicación y marketing en otros canales.
  • Conversiones: Las conversiones se contabilizan cada vez que conseguimos que la persona que visita a la web realiza una acción específica– dejar un comentario, compartir el enlace en sus redes, rellenar un formulario, pedir información, añadir un producto a un carrito, cerrar una compra, etc-.

Los comentarios están cerrados.