> MENU DE NAVEGACIÓN
< CERRAR

Cómo hacer una audiografía para tus contenidos digitales

22/04/2022

Aunque no es un término de uso generalizado con audiografía nos referimos a un formato, principalmente para redes sociales, que ha ganado popularidad debido al auge de los podcast y que aúna imagen y audio.

Si bien es cierto que los vídeos son tendencia desde hace años, como uno de los formatos preferidos por la audiencia, también es cierto que la producción audiovisual es más compleja que otros formatos, tanto técnica como económicamente. Por ello las audiografías e infografías animadas son muy interesantes para determinados tipos de contenidos y para aquellos que no pueden invertir en producción audiovisual profesional, ya que en ambos caso el archivo que se genera es de vídeo.

Elementos de una audiografía

A diferencia del vídeo, donde la protagonista suele ser la imagen, en una audiografía el peso del contenido recae sobre el audio, aunque contiene otros elementos auxiliares y complementarios necesarios para que se comprenda del todo el mensaje. Así, los elementos a tener en cuenta para crear una audiografía son:

  • Audio: los mensajes fuerza, las claves de lo que quieres comunicar deben estar recogidas en el audio. En redes sociales funciona muy bien cuando queremos dar bastante información sin saturar a la audiencia con textos largos. También es un formato que humaniza y hace más cercano el contenido, ya que la voz es algo muy característico de las personas, por lo que contribuye a conseguir el tono deseado en la comunicación.
  • Imagen fija: será el elemento con el que podamos personalizar, visualmente, el mensaje con los colores, tipografías y resto de elementos corporativos de la marca. Tendremos que incorporar estos elementos igual que en el resto de formatos que usamos en nuestra comunicación y ser coherente con el estilo definido.
  • Ondas de voz o barra de reproducción: el primero elemento es uno de los rasgos distintivos de las audiografias, son pequeños clips de vídeo prediseñados que imitan o reproducen la representación gráfica de la captura de sonido (lo que sería propiamente dicho una audiografía). El segundo imita la barra de reproducción de cualquier contenido multimedia, es un poco más complejo de insertar si queremos que se sincronice con el avance del audio.
  • Texto fijo o animado: Puede ser un único texto integrado en la imagen fija que está presente durante o un texto dinámico que va cambiando a lo largo de la reproducción. El texto debe reforzar los términos clave de la comunicación (no son subtítulos) son textos que resumen visualmente lo que se está diciendo en el audio para favorecer el recuerdo.

No son pocas las personas usuarias que en redes sociales reproducen los vídeos sin sonido por lo que no está demás que en tu publicación incluyas una llamada a la acción y emoticono pidiendo activar el sonido y la reproducción, para que quede claro que la información principal está en la escucha.

Cuándo usar este formato

Como hemos dicho no toda la información y el contenido se presta al formato audiovisual, ni solo al gráfico, hay diferentes situaciones en el que las audiografías pueden ser unas buenas aliadas para un contenidos de valor y de calidad:

  • Mantener un mensaje principal y ampliar la información del mismo: por ejemplo, cuando estamos creando un contenido promocional o haciendo una invitación a un evento online. Podemos dejar los datos principales como lugar, fecha y hora en la imagen fija y el mensaje añadir el mensaje extenso y la invitación como organizadores o colaboradores invitando al público a registrase en el audio (esto también suele hacerse incluyendo un vídeo tipo selfie en forma de miniatura sobre imagen fija).
  • Dar difusión a través de redes sociales a contenido podcast: Seguramente esta sea la que más te suene, ya que es frecuente que se usen tanto para la promoción previa como la redifusión posterior de los programas, se usa este formato para hacer una introducción o para compartir un resumen o mejores momentos y que se consuma en diferido.
  • Dar difusión a entrevistas o charlas online: Aunque los medios audiovisuales se han simplificado significativamente cuando las entrevista se hacen a través de videollamada la calidad de la imagen no es la ideal para montar un vídeo, como hemos comentado en otras publicaciones cada conexión y encuadre puede ser un mundo. En esta situación la audiografía puede ser una buena solución para editar y crear nuevo contenido a partir del material obtenido en entrevistas o webinars.
  • Ampliar el contenido y alcance de presentaciones: Si generas contenido para una presentación presencial puedes reutilizarla y ampliar su vida útil creando contenidos añadiendo un audio que replique la ampliación de información que has hecho de forma presencial.

Herramientas con las que montar una audiografía

  • Premiere: este es el programa profesional que más margen y creatividad te va a permitir a la hora de crear este tipo de formato, ya que además de hacer cortes puedes manipular el volumen, la cadencia, las transiciones, entrada y salida de textos, etc. Es el programa más usado por quiénes utilizan el paquete de Adobe (de pago).
  • Canva: Aunque siempre será un poco más limitado es ideal para crear este tipo de contenido si antes compactas los audios en un único archivo y simplificas el uso de textos y animaciones. Puedes crearlas sobre un formato de vídeo para tener la opción de animar y desarrollar varios textos, es decir, preparando una presentación animada o como una sola imagen (que puedes adaptar a las dimensiones de las diferentes redes sociales)y añadiendo un solo archivo de audio que puedes subir a la plataforma online. En cualquiera de los dos casos después solo tienes que descargar como mp4.
  • Audacity: Puedes grabar y editar directamente en el programa o editar archivos de audio que hayas grabado con otro programa o audios grabados con teléfono móvil. Se trata de un programa de software libre por lo que se puede instalar de forma gratuita.
  • Conversor de formato de archivo: Si usas grabaciones de audio con móvil o grabaciones directamente hechas con WhatsApp el archivo que se genera es .ogg y tendrás que pasarlo a .mp3 hay conversores online para hacerlo de forma fácil y rápida, por ejemplo Convertio o Audio Converter

Ya tienes los elementos y tips básicos, ¡el límite lo pone tu imaginación!

Los comentarios están cerrados.