> MENU DE NAVEGACIÓN
< CERRAR

Twitter llega a los coches

5/08/2010

Que Twitter (la Red de los 140 caracteres) es una herramienta que cada vez está más metida en las vidas de los usuarios de la Red es una evidencia. Su crecimiento es brutal y España no ha permanecido al margen. De hecho, datos recientemente publicados en una encuesta realizada en Twitter, demuestran que en el último año, su crecimiento en nuestro país ha sido exponencial. Es más, Andalucía es la tercera Comunidad Autónoma en su uso, pero muy alejada de las dos primeras, Madrid y Cataluña, pero por delante de otros territorios como la Comunidad Valenciana o Euskadi.

20100721psacco_1

Modelo del coche que twittea

La familiaridad con la que los usuarios empiezan a asumir Twitter está llevando a que algunos centros de investigación empiecen a introducir esta aplicación en elementos de la vida diaria. Es el caso de un coche que ya twittea. Se trata de un modelo de Ford Fiesta capaz de compartir información en esa red social. En su diseño ha participado la Universidad norteamericana de Michigan y lanza sus tweets en función de los índices que marca la telemetría del vehículo. Pero la herramienta es capaz de ir más allá y se prevé que incluso, pueda ir lanzando información sobre la situación del tráfico en las zonas por las que discurre.

La noticia del coche que twittea no es la única que, en los últimos meses han venido de la mano de Twitter y ‘cacharros’ a los que nadie nunca les podría presumir capacidad interactiva en el mundo 2.0. Por muy raro que pudiera parecer, también nos hemos topado con una lavadora que cuenta con un perfil en Twitter y que es capaz de microbloguear sus distitntas fases de programación y lavado. Por último, hace unos pocos días, hemos podido conocer que la NASA y General Motors han presentado a un robot que va a participar en una misión espacial y cuya única vía de comunicación exclusiva es Twitter. En sólo unas horas ya había logrado más de 7.000 seguidores y se ha convertido en todo un fenómeno del que se habla en todo el mundo.

Deja tu comentario