26 de Marzo de 2019

Guadalinfo está participado por las siguientes entidades:

  • Logotipo del Fondo Social Europeo
  • Logotipo de la Junta de Andalucía
  • Logotipo de la Diputación de Almería
  • Logotipo de la Diputación de Cádiz
  • Logotipo de la Diputación de Córdoba
  • Logotipo de la Diputación de Huelva
  • Logotipo de la Diputación de Granada
  • Logotipo de la Diputación de Jaén
  • Logotipo de la Diputación de Málaga
  • Logotipo de la Diputación de Sevilla
> MENU DE NAVEGACIÓN
< CERRAR

El turismo andaluz busca un futuro sostenible

8/06/2010

El número de los llamados “ecoturistas” crece cada día en el planeta y Andalucía no es una excepción. El turismo sostenible busca una nueva relación entre los viajeros y el espacio que les acoge. Actualmente existen muchos términos parecidos que pueden confundirnos: ecoturismo, agroturismo, turismo responsable… La Organización Mundial del Turismo considera turismo sostenible cualquier actividad turística -rural, deportiva, cultural- que implique la conservación de los recursos y la biodiversidad y además fomente la mejora de calidad ambiental, repartiendo sus beneficios entre la comunidad local. Se trata por tanto de un turismo alternativo, a menor escala y con una gestión diferente, autogestionado por la propia comunidad.

Las consecuencias del desarrollo del turismo tradicional a nivel global han sido mayoritariamente perjudiciales para el entorno natural. En las últimas cinco décadas, el turismo internacional ha pasado de desplazar 25 a casi 700 millones de viajeros al año. Un fenómeno de tal magnitud y con un crecimiento tan rápido no podía menos que generar fuertes impactos en cada uno de los lugares donde se establece. La concienciación colectiva frente al deterioro de la naturaleza y la necesidad de crear modelos sociales que posibiliten la sostenibilidad, han marcado el nacimiento del nuevo modelo turístico. La Junta de Andalucía puso en marcha el Plan General de Turismo Sostenible, vigente desde 2008 hasta 2011 y creado con la participación de 1.300 personas relacionadas con el sector para diversificar los atractivos turísticos y borrar la imagen tópica de sol y playa.

Ya son varias las instituciones y empresas del sector turístico andaluz que apuestan por la integración del turista en la diversidad cultural de Andalucía, respetando sus valores y consumiendo los recursos de manera sostenible. Así, la provincia de Almería, con 3 parques naturales (Cabo de Gata-Níjar, Sierra María-Los Vélez y Sierra Nevada), cuenta ya con 21 empresas acreditadas con la marca “Parque Natural de Andalucía”, distintivo de calidad que fomenta el desarrollo sostenible en estos espacios protegidos. Dichas empresas comercializan un total de 152 productos productos y servicios, en su mayoría para el sector turístico. Por otra parte, Andalucía suma 334 kilómetros de costa y 80 hectáreas marinas protegidas, lo que supone casi la tercera parte de la costa andaluza. Este año son 79 las banderas azules que hondean en nuestras costas por a su alta calidad.

Vía Verde Sierra Norte Sevilla

En cuanto al interior del territorio andaluz, podemos destacar la importancia que ha cobrado en los últimos años el turismo rural basado en principios ecologistas. Por ejemplo, 15 grupos de Desarrollo Rural participantes en la Acción de Cooperación Geodiversidad han desarrollado, de forma sostenible, itinearios geoturísticos para dar a conocer la riqueza geológica de Andalucía. Del mismo modo, los parajes de nuestra comunidad pueden conocerse a través de las Vías Verdes, senderos que discurren por antiguos trazados ferroviarios. En Andalucía existen varias vías perfectamente acondicionadas para su recorrido a pie, en bicicleta o incluso a caballo. La Vía Verde de la Sierra entre Sevilla y Cádiz, la del Aceite -entre Jaén y Córdoba- o la del Guadiana -en la provincia de Huelva- son algunas de las más populares.

El viajero debe recordar que forma parte del proceso hacia un turismo que respete el equilibrio natural y contribuya a la mejora de los espacios. Es básico tener en cuenta ciertas prioridades en la preparación del viaje, como elegir aquellos proveedores que ofrezcan garantías de calidad y respeto al medio ambiente y recopilar información sobre los ecosistemas a los que se desplaza para provocar el menor impacto posible y evitar su degradación. El uso moderado de los recursos naturales, como agua y energía, y reducir al mínimo posible los residuos generados son puntos clave. No se trata de asumir prohibiciones, sino de contribuir al desarrollo de los lugares visitados y disfrutar de ellos desde dentro, con una actitud responsable.

Deja tu comentario

*