25 de Mayo de 2019

Guadalinfo está participado por las siguientes entidades:

  • Logotipo del Fondo Social Europeo
  • Logotipo de la Junta de Andalucía
  • Logotipo de la Diputación de Almería
  • Logotipo de la Diputación de Cádiz
  • Logotipo de la Diputación de Córdoba
  • Logotipo de la Diputación de Huelva
  • Logotipo de la Diputación de Granada
  • Logotipo de la Diputación de Jaén
  • Logotipo de la Diputación de Málaga
  • Logotipo de la Diputación de Sevilla
> MENU DE NAVEGACIÓN
< CERRAR

“El alma de Andalucía no se compra ni se vende”

6/08/2014

ale

Sensibilizar a los andaluces y las andaluzas sobre la importancia de conocer sus raíces culturales poniendo en valor la riqueza de nuestro patrimonio humano y cultural. Ese es el objetivo de “Alejandro, la mula y la radio”, un documental que realiza José Manuel Alguacil García y protagoniza el periodista Alejandro Pérez. Andalucía a través de pequeñas historias, un proyecto que cuenta con el soporte Guadalinfo a través de andalucia.goteo.org y que estará sometido a Crowdfunding. Un mulo, un emisor FM, micrófonos y mucho camino por delante para desarrollar una propuesta comunicativa itinerante.
Ustedes penetran en la Andalucía profunda y quieren mostrarla. ¿Cómo es en unas cuantas palabras?
—Es una tierra diversa en paisajes, personas e historias, una frontera geográfica y cultural que está viviendo otro proceso de transformación en su extensa historia.
Y también se relata esas historias a través de las ondas, en un programa que se llama “Larreadio“. ¿Cómo ha sido la experiencia?
—Enriquecedora por encima de todo. Realizar programas en directo de una forma libre y abierta en colaboración con los habitantes de estos pueblos. Retransmitir sus testimonios y vivencias al resto de vecinos es una experiencia única a nivel personal y profesional. Llegamos andando y nos vamos andando y eso nos permite una mayor cercanía con las personas que también se interesan por lo que estamos haciendo.
¿Cómo son los andaluces y andaluzas en la luz y el calor de la lumbre?
—Nos hemos encontrado con gente abierta, sincera y transparente. Personas que nos han dejado entrar en sus casas y nos han contado parte de sus vidas sin esperar más a cambio que la propia conversación. Posiblemente las conversaciones al calor de la lumbre o la mesa camilla estén en peligro de extinción. Cuando estas personas mayores desaparecen se van con ellas libros de conocimiento popular que no están escritos en ningún lugar.
El documental lo realiza José Manuel Alguacil, ¿Cómo es la mirada del director de fotografía en Alejandro, la mula y la radio?
—Es la mirada de un joven del Padul (Granada) que redescubre lugares de su tierra a través del viaje radiofónico de Larreadio después de años viviendo por medio mundo.
¿A quién va dirigido el proyecto?
—El proyecto va dirigido a todas las personas interesadas por las historias y palabras de sus abuelos y abuelas, la cultura popular, los viajes, la radio comunitaria y el conocimiento basado en la propia experiencia.
¿Qué pretenden con el proyecto?
—Poner en valor la cultura popular del interior de Andalucía, acercar a las distintas generaciones a través de contenidos culturales de sus propios pueblos, documentar y preservar de la desaparición testimonios de personas que acumulan una sabiduría totalmente adaptada a su medio e igual de válida que cualquier otra.
Uno de los objetivos del proyecto es el de generar interés y su compromiso por parte de los más jóvenes, ¿cree que se cumplirán?
—Es un largo trabajo que comienza ahora y es por eso que pedimos la ayuda a través del crowfunding. Ojalá podamos contar con más apoyo y medios para lograrlo. Es una parte fundamental de este proyecto lograr ese interés y compromiso. Creemos que el cine y la radio son plataformas adecuadas para ello.
¿Cómo son las noches en los caminos?
—Muy agradables y reconfortantes. En el campo es donde donde mejor se disfruta de la comida y del sueño. Si además contamos con la ayuda de Amparo y Estrella que han hecho honor a sus nombres mucho mejor. Hemos despertado en lugares en los que al abrir los ojos no sabe uno si todavía está soñando.
¿El alma de la Andalucía profunda es exportable?
—El alma de Andalucía no se puede comprar ni vender, hay que conocerla, quererla y respetarla para compartirla.

1 comentario

  1. Maite el 27/08/2014 a las 17:24

    Ay! Qué bonita es Andalucía y cuánto la echo de menos!

Deja tu comentario

*