> MENU DE NAVEGACIÓN
< CERRAR

Tecnologías para el 2010: La web en tiempo real

30/12/2009

La web en tiempo real va a ser uno de los grandes caballos de batalla en 2010, sin lugar a dudas. En el último semestre del año que culmina se ha venido especulando insistentemente sobre las amplias posibilidades que entraña esta tecnología, al poder disponer al segundo de la información generada por millones de usuarios en todo el mundo, pero ha sido hace pocas semanas cuando se ha dado el verdadero pistoletazo de salida en esta carrera, protagonizada por los dos grandes buscadores: Google y Bing.

Tanto el gigante de Mountain View como el buscador de Microsoft, puesto en marcha hace pocos meses, anunciaron hace escasas semanas (ambos el mismo día, de hecho) sendos acuerdos con Twitter, la red de microblogging más popular del mundo, para incluir sus contenidos dentro de los resultados de búsqueda de Google y Bing, respectivamente. En el caso de Google, se anunció oficialmente la puesta en marcha de esta tecnología el pasado 7 de diciembre en su blog oficial, y para hacer una prueba de su funcionamiento basta con buscar en la edición en inglés del buscador alguno de los términos más relevantes de las últimas horas, o “hot trends”. Debajo de los primeros resultados de la búsqueda aparece un recuadro (que se puede pausar y ocultar) con los últimos comentarios sobre el tema en cuestión en Twitter y otras redes sociales, así como en blogs. En el caso de Bing, los primeros experimentos comenzaron en julio de este año con la indexación por parte de este buscador de las cuentas de Twitter más relevantes por número de tweets y de seguidores. De momento su implementación está limitada a Estados Unidos, pero si quieres hacer una prueba de cómo funciona hasta el momento, puedes hacer click aquí.

Por cierto, los términos económicos del acuerdo se conocieron públicamente días atrás, y han dado como resultado que Twitter, valorada en 1.000 millones de dólares, ha alcanzado la rentabilidad económica apenas tres años después de su puesta en marcha. Google aportará 15 millones de dólares y Microsoft pagará 10, abonando entre ambas unos 17,5 millones de euros. Teniendo en cuenta que el mantenimiento tecnológico de Twitter está valorado entre 20 y 25 millones de dólares anuales, las cuentas acaban cuadrando. No obstante, los responsables de Twitter están valorando también otras fórmulas de financiación como la inclusión de publicidad o la creación de cuentas “pro” de pago, con funcionalidades añadidas, aunque estas cuestiones se escapan ya del tema de este post.

Como apunta José Luis Orihuela en su blog, este movimiento empresarial puede acarrear varias consecuencias inmediatas en el funcionamiento normal de Twitter. Las palabras clave van a tener más importancia que nunca, así como las etiquetas o “hashtags”. Ser “trending topic” en la portada de Twitter va a tener un valor como hasta ahora no se ha visto, sobre todo en términos económicos, al igual que los enlaces que se comparten a través de los tweets. Las empresas están deseando aplicar estas nuevas técnicas a sus estrategias de marketing, porque cada vez tienen más claro que la publicidad del futuro es ante todo social y estará en la web 2.0.

Facebook, por otra parte, también quiere entrar en este juego y a los buscadores les interesa poderosamente contar con las actualizaciones de la mayor red social del mundo, con más de 350 millones de usuarios. Después de rumorearse durante meses la posiblidad de un trato con Google, ha sido Microsoft la primera en anunciar un acuerdo con el gran gigante del 2.0, que sin embargo tiene una gran desventaja frente a Twitter: a diferencia de ésta, la mayoría de los contenidos que publican sus usuarios son privados. Por ello también Facebook ha cambiado recientemente su política de privacidad, permitiendo elegir en cada momento si las actualizaciones de perfil, fotos, enlaces y demás contenido será visible públicamente o sólo para la red privada de contactos de cada usuario. Facebook pretende ser una red más abierta, más indexable para los grandes buscadores, y por tanto más rentable. Probablemente por ello la opción por defecto que se ha incluido con la nueva política de privacidad ha sido dejar los contenidos de los perfiles en abierto, a no ser que se marquen manualmente como privados.

El combate por explotar económicamente la “real time web” no ha hecho más que comenzar. Asistimos al primer round de una contienda que promete ser muy interesante, con los dos grandes nombres actuales de la industria informática como protagonistas.

Deja tu comentario