geolocalizacion-gproyectos

En el mundo de la innovación y el desarrollo del social media, la geolocalización sigue siendo un gato que suena y resuena pero que nadie consigue llevarse al agua… Y sin embargo, parece claro que en esta funcionalidad social y tecnológica es en la que está el futuro más inmediato (a la cacareada realidad aumentada le falta un poco más para llegar al gran público). Tanto que los expertos ya hablan de la inminente era SOLOMO (Social-Local-Móvil) para internet, y el pilar central es la geolocalización.

¿En qué consiste la era SOLOMO, en pocas líneas? En conseguir que la gente asocie el contenido que genera para las plataformas sociales (léase Facebook, Twitter o cualquier otra) a una ubicación geográfica concreta. En ello tiene muchísimo peso, por supuesto, el creciente acceso a internet a través de dispositivos móviles (smartphones, tabletas, netbooks, etc.), que es el tercer pilar de este paradigma. ¿Y cómo funciona la geolicalización en dispositivos que no disponen de GPS? Gracias a la triangulación de señales de tres o más antenas de la red móvil, con un pequeño margen de error. Es decir, sabiendo la distancia a la que está el dispositivo de cada antena y aplicando las matemáticas, la aplicación averigua donde está el dispositivo.

Cada vez más usuarios y negocios utilizan Foursquare para decirle al mundo dónde se encuentran y por qué. La red social neoyorquina es de momento la más utilizada a nivel mundial en geolocalización, llegando a conseguir el cierre de fuertes competidores como GoWalla, y está perfectamente integrada con Twitter. Facebook lo intenta con sus Facebook Places y Tuenti hace lo propio con Tuenti Sitios, al tiempo que surgen nuevos intentos más informativos como LocalMind o SeeClickFix en la que se puede dar constancia virtual de desperfectos y problemas urbanos.

Tenemos proyectos andaluces de aprovechamiento de la geolocalización, como GeoRemindMe (en fase de desarrollo) que se basa en recomendaciones por proximidad de sitios geolocalizados, o Libre de Barreras, surgido en la Red Guadalinfo, que geolocaliza barreras arquitectónicas. Incluso hay otros que empiezan a calentarse en los hornos –por ejemplo, se podría intentar impulsar aquel hobby llamado ‘geocaching’, que consistía en la búsqueda de tesoros por GPS.

En Guadalinfo nos hemos sumado a la era SOLOMO y hemos llenado con nuestro logo el mapa de Andalucía. Todos los proyectos de innovación social de la red, conocidos como #GProyectos, están geolocalizados y visibles si pinchas aquí (y te vas al final de la página).

¿Conoces proyectos interesantes basados en la geolocalización? ¡Compártelo con nosotros!